Cuidado de muebles de madera

A pesar que la información contenida en esta página aplica solo a muebles de madera, tenga presente que la mayoría de muebles de madera contienen piezas hechas de otros materiales, tales como latón o bronce, plástico, cuero y tela. Un simple mueble puede estar compuesto de una variedad de materiales tales como madera solida, enchapados y laminados. Los acabados varían extensamente y pueden incluir barnices, tintes, pintura y resinas.

Los muebles de madera muchas veces contienen piezas hechas de otros materiales diferentes, que requieren diferentes métodos de cuidado y responden de acuerdo a los diferentes agentes limpiadores. Durante la limpieza general de sus muebles siempre debe considerar los diferentes materiales.

Prevención de Daños en sus Muebles de Madera
Además de manchas y rasguños accidentales, los muebles de madera son susceptibles a factores ambientales, tales como la luz, humedad y polvo. Aquí tiene unos concejos prácticos para crear un mejor ambiente para sus muebles:

Cambios en la humedad relativa – (especialmente los cambios repentinos) – Estos son las mayores preocupaciones para los muebles de madera. Los expertos sugieren que el rango ideal de la temperatura al interior del hogar para muebles de madera es entre 70 y 72 grados Fahrenheit con niveles de humedad en un rango entre 40 y 60 por ciento. Si estos son expuestos a un nivel de humedad mayor del 70%, sus muebles y acabados pueden contraerse y por lo tanto agrietarse cuando los niveles de humedad bajen repentinamente.

Ninguna cantidad de aceite para muebles prevendrá la resequedad causada si los niveles de humedad bajan más de un 30% por un largo periodo de tiempo.

El uso del aire acondicionado en el verano y el humidificador en el invierno ayudará a controlar el ambiente enormemente. Deshumificadores deben ser usados en habitaciones que son generalmente húmedas o durante periodos de alta humedad cuando no se usa el aire acondicionado.

Mantenga las alas u hojas de la mesa cerca de la misma cuando no las use, así éstas estarán expuestas al mismo ambiente que la mesa y se expandirán y contraerán en la misma proporción.

Para prevenir resequedad mantenga los muebles de madera lejos de las rejillas de ventilación de calor, radiadores y chimeneas. Si es necesario use una pantalla térmica o desviadora en su calentador.

Si necesita almacenar sus muebles de madera, es mejor hacerlo en un espacio o bodega sin calentador, ya que la humedad no variará mucho cuando la temperatura esta baja.

Mantenga los productos que contengan alcohol o químicos severos lejos de los acabados de sus muebles, incluyendo estos contenidos en colonias, perfumes y removedores de uñas.

El polvo es abrasivo y se acumula en los “rincones y ranuras” de los tallados, fisuras y cualquier grieta en la superficie de los muebles. El polvo que se deja acumular se vuelve difícil de remover.

Tenga cuidado al mover sus muebles. Consiga suficiente ayuda para levantar sus muebles en vez de empujarlos lateralmente, ya que esto causa tensión en las ensambladuras, especialmente en las patas. Levante las mesas por la base o patas en vez de la sobremesa, ya que ésta puede desprenderse o aflojarse. Levante las sillas por la base del asiento en vez de los brazos o la parte posterior del espaldar.

Cuidado de muebles de madera
Tagged on:                                             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Teléfonos de contacto: Fijo 952 82 52 82 - Movil 654 31 65 41